CAMPANAZOS

viernes, 2 de diciembre de 2011

VIDEOJUEGOS VIOLENTOS Y AGRESIVIDAD

Videojuegos violentos alteran el cerebro

Una investigación de la Universidad de Indiana revela que este tipo de juegos pueden alterar las emociones y propiciar un comportamiento agresivo entre los jugadores

 
 
Los videojuegos violentos pueden modificar físicamente el cerebro de las personas en regiones importantes para controlar las emociones y el comportamiento agresivo.
 
Según una investigación realizada por científicos de la Universidad de Indiana, los videojuegos violentos tienen un efecto en las funciones cerebrales de largo plazo.


EL EXPERIMENTO

Para llegar a esta conclusión, los científicos estudiaron a 22 adultos jóvenes, de entre 19 y 29 años, que normalmente estaban poco expuestos a videojuegos violentos. Los separaron en dos grupos de 11 personas cada uno.

Al primer grupo se le pidió jugar un videojuego violento (el cual incluía disparos) por 10 horas durante una semana y dejar de hacerlo durante la semana siguiente.

Al segundo grupo se le pidió que no jugara ningún videojuego violento durante las dos mismas semanas de análisis.

Los científicos notaron un cambio mediante una imagen por resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés), según explicaron en una exposición en el encuentro anual de Sociedad de Radiología de Norteamérica.

El experimento para notar el cambio consistió en someter a los 22 hombres a una fMRI al principio de estudio, a la semana de iniciado y al finalizar. Durante el fMRI, los pacientes completaron una prueba de interferencia emocional, presionando botones de acuerdo con el color de palabras presentadas gráficamente.

En este tipo de pruebas, las palabras que indican acciones violentas son intercaladas entre palabras que significan acciones "pacíficas".
Además, los participantes completaron una prueba de inhibición.




CONSECUENCIAS

Los resultados mostraron que después de una semana de juegos violentos, el grupo que los jugó mostró menos activación en el lóbulo inferior frontal izquierdo durante el test emocional, y menos activación en otra parte del cerebro (conocida como giro del cíngulo) durante el ejercicio de inhibición.

Después de una semana sin el juego, disminuyeron los cambios en las regiones modificadas.

"Por primera vez encontramos que un grupo de hombres seleccionados al azar mostró menos activación en ciertas regiones del cerebro después de una semana de jugar videojuegos violentos", dijo Yang Wang, uno de los investigadores.

El debate sobre las consecuencias de los videojuegos violentos ha estado en la agenda pública durante varios años en EU, e incluso es un tema que llegó a la Corte Suprema en el 2010.

Fuente:El Universal.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada